Gases de efecto invernadero

Responsabilidad

 

El cambio climático es una amenaza real para la sociedad y se debe abordar para evitar las consecuencias que, según las predicciones, ocurrirán. RB está comprometido en hacer más con menos, reduciendo continuamente las emisiones mientras producimos más y hacemos crecer la empresa. Mediante la implementación de procesos de producción eficientes energéticamente, la compra de energía de fuentes renovables y la implementación de tecnologías renovables en el sitio, continuaremos reduciendo nuestras emisiones asociadas con la producción.

 

Desde 2012:

0% de aumento en la huella de carbono^

18.5% de reducción de energía*

25% de reducción de emisiones de carbono*

Productos

Nuestro objetivo para 2020: 1/3 menos de huella de carbono por dosis de producto.

Determinar nuestra huella de carbono total implica un cálculo sólido e integral de las emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo del ciclo de vida de nuestros productos, desde el abastecimiento de materia prima hasta la forma en que se fabrican, usan y desechan los productos. Debido a que ahora medimos el impacto de todos nuestros nuevos productos usando la aplicación Innovación Sustentable, hemos podido cambiar la manera en que medimos nuestra huella de carbono total desde un enfoque descendiente hasta el nivel del producto, lo que nos ha permitido obtener una mejor comprensión sobre el impacto que nuestros productos tienen a nivel global. Debido a este cambio hemos tenido que actualizar nuestra base de referencia de 2012 para adaptarla a nuestra nueva metodología. Ve a continuación nuestra huella de carbono dividida entre las fases del ciclo de vida de los productos (datos de 2015):

Estamos trabajando para reducir nuestras emisiones de carbono, especialmente donde tenemos el mayor impacto: el uso del consumidor y la materia prima y de empaque. Evaluamos cada producto contra la huella de carbono en estas áreas.

MUCINEX® FAST-MAX

La aplicación de innovación sustentable ayudó a identificar algunos sorprendentes ahorros de agua, empaque y emisiones de carbono para estos comprimidos para el resfriado, la gripe y el dolor de garganta. Originalmente, el producto se vendía en una botella, pero colocar la innovación sustentable a la vanguardia de nuestro proceso de desarrollo ayudó a identificar que los comprimidos son casi 95% más livianos, lo cual implica un ahorro de más de 80% en emisiones de gases de efecto invernadero y más de 90% en impacto hídrico.

Fabricación

Nuestros objetivos para 2020:

35% de reducción de energía*

40% de reducción de emisiones de carbono*

Desde 2012:

18.5% de reducción de energía*

25% de reducción de emisiones de carbono*

Desde 2012 hemos logrado un gran progreso en la mejora de la eficiencia energética y en la reducción de la huella de carbono en nuestras instalaciones. Algunas iniciativas realizadas incluyen: 

  • La instalación de un sistema solar fotovoltaico en el techo de nuestro complejo Belle Mead en Nueva Jersey, EE. UU. El sistema de 2.5 mega watts proporciona electricidad, que complementa los requerimientos diarios del sitio. Esto permitirá eliminar 1,500 toneladas de emisiones de CO₂ anualmente.
  • Seis de nuestras instalaciones de fabricación poseen certificación ISO 50001, lo que implica un reconocimiento a los sistemas de gestión de energía, que cada centro ha implementado para monitorear y mejorar su eficiencia energética.
  • Una reducción del 20% en las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestras instalaciones de Shagma, China, mediante la implementación de una serie de proyectos para mejorar la eficiencia de la energía incluyendo el alumbrado LED, la optimización del calentador, los autocontroles del compresor de aire. 
  • Un ahorro de 1,000 toneladas de CO₂ en nuestras instalaciones en St. Peters, EE. UU., que equivale a un ahorro anual de 300,000 libras esterlinas mediante el transporte de material entrante al por mayor en tren, en lugar de por carretera.  14 de nuestros sitios usan energía de plantas combinadas entre calor y energía (CHP en inglés) o energía más sustentable como la energía solar.

En asociación con E.ON reemplazamos la central existente de energía termoeléctrica de 7.5 MW e instalamos una central termoeléctrica a gas de 1.5 MW en nuestro centro de producción de Mira, Italia.  Esto genera 13 GWh de electricidad y 12 GWh de calor al año para el uso en procesos de producción, lo que da lugar a un ahorro anual de energía y carbón de 30% y 4,300 toneladas, respectivamente.

Por séptimo año consecutivo hemos sido identificados como líder en el Proyecto de Divulgación de Carbono (CDP) en 2015 y hemos figurado en el índice CDP FTSE 350 Carbon Disclosure Leadership Index (CDLI). Hemos alcanzado una puntuación de divulgación de 99 y un índice de desempeño de A-.

INICIATIVA “NUESTRO BOSQUE”, RUSIA

En septiembre de 2016, los empleados de nuestra planta en Klin, Rusia, participaron en una iniciativa regional de plantación de árboles. La iniciativa “Nuestro bosque” es una campaña implementada por el estado, que se lleva a cabo cada otoño con el objetivo de mejorar el medio ambiente para las generaciones futuras mediante la plantación de árboles. Este año, nuestros empleados y sus familias ayudaron a plantar árboles de lima en la plaza Pervomaisky en Klin. La campaña está alineada con nuestro programa “Árboles para el cambio” y con nuestro compromiso con la reducción de nuestro impacto sobre el cambio climático mediante prácticas de compensación.

Árboles para el cambio

En 2006, fue lanzado el programa Trees for Change (“Árboles para el cambio”) de RB porque creemos que es importante mitigar de manera activa el impacto de nuestra compañía en el cambio climático. Al plantar árboles, contribuimos a eliminar dióxido de carbono de la atmósfera, que de otra forma hubiera permanecido allí, contribuyendo al calentamiento global. 

Nuestro objetivo es plantar suficientes árboles para que absorban la misma cantidad de dióxido de carbono que nuestras operaciones de producción generarán de 2006 a 2017 y lograr así, de manera efectiva, que nuestras operaciones de fabricación sean neutras en cuanto a sus emisiones de carbono. Este programa complementa nuestra ambiciosa meta de reducción de carbono: reducir nuestra huella total de carbono en 1/3.  

Administramos este programa de manera interna en lugar de usar una compañía de compensación externa, lo que significa que somos responsables de garantizar que suficientes árboles sobrevivan y crezcan, lo que incluye reemplazar a los que no sobrevivan. 

Desde 2006, hemos plantado y mantenido más de 8 millones de árboles autóctonos. En 2015, plantamos 1’303,000 árboles y ampliamos nuestra participación total en el programa a más de 121 km².

Siempre nos hemos esforzado en ser buenos vecinos. Comprendemos que las prioridades en el uso de la tierra están cambiando en la Columbia Británica, por lo tanto, en 2015, hicimos una pausa en el programa esperando una evaluación exhaustiva de este. Como parte de esta revisión, nos hemos comprometido con interesados locales para comprender de qué manera el programa Trees for Change de RB puede seguir contribuyendo positivamente la comunidad local.

Nuestra metodología para estimar el carbón capturado por los árboles plantados a través del programa, está en línea con la Guía del Panel Intergubernamental en Buenas Prácticas del Cambio Climático para el Uso de Tierra y Proyectos de Cambios en el Uso de Tierras y Silvicultura, que está asegurada independientemente:

Criterios de reporte del programa Trees for Change

*=por unidad de producción

^=por dosis